Centro de mecanizado por decoletaje

En el primer artículo de esta serie pusimos las bases sobre el concepto de centro de mecanizado, y en el siguiente fundamentalmente sobre los criterios para la elección de un centro de mecanizado. En este nos vamos a centrar en las características, habilidades necesarias para manejar uno y sobre el futuro previsible.

4. CARACTERÍSTICAS ESPECIFICAS DE LOS CONTROLES DE LOS CENTROS DE MECANIZADO

No existen grandes diferencias entre el control de un centro de mecanizado y el de otro tipo de máquina visto desde el punto de vista de la estructura y del diseño y funcionamiento interno. Naturalmente, como su aplicación es distinta, sus funciones a nivel de usuario, también lo son.
Las diferencias estriban básicamente en la aplicación específica a la que van destinados y en otros factores dados por la evolución de la tecnología.
Lógicamente, es necesario que el operador de la máquina tenga una especialización y experiencia profesional que le permitan hacer frente a posibles eventualidades que se produzcan durante la mecanización. Si no cuenta con dicha especialización y experiencia, el operador de la máquina se convierte en un mero “cambiador de piezas” y “apretador de botones”, que no requiere ninguna preparación específica más allá del aprendizaje de un procedimiento de trabajo.
La ergonomía y funcionalidad de los controles se ha visto notablemente incrementada por el uso de unidades con un tamaño y peso reducido, y su conexión por medio de un cable extensible que permiten controlar ciertas funciones de la maquina con mayor rapidez de respuesta y precisión mientras el operador puede seguir con más detalle y comodidad las evoluciones del mecanizado.
Para definir las características a la hora de elegir un control hay que plantearse cuestiones como:
  • El número de ejes a controlar de forma sucesiva
  • El número de ejes a controlar de forma simultánea
  • La velocidad de proceso y la capacidad de cálculo
  • La memoria. Posibilidades de comunicación y e integración en entornos robotizados
  • La facilidad de operación
  • La interface, amigable para el operador
  • El lenguaje de programación
  • La posibilidad de utilizar varios lenguajes de programación
  • Las ayudas gráficas para la programación
  • La visualización de programas
  • La información de herramientas y parámetros de funcionamiento de la máquina
  • Las funciones que faciliten la utilización de programas procedentes de aplicaciones CAD / CAM
  • La gestión de herramientas
  • El control de trayectorias
  • Los ciclos de medida

5. HABILIDADES REQUERIDAS PARA OPERAR CORRECTAMENTE UN CENTRO DE MECANIZADO

Conviene distinguir varias tareas asociadas al trabajo con un centro de mecanizado:
  • La programación
  • La preparación de la máquina y de las herramientas
  • La carga, descarga, selección y eventual modificación de los programas pieza a pie de máquina
  • La asistencia y vigilancia durante la ejecución del programa y el cambio de piezas a mecanizar
  • El mantenimiento mecánico, hidráulico, neumático eléctrico y electrónico (hardware y software)
Dados que la división del trabajo se ve más acentuada en las empresas más grandes, podría concluirse que para pequeñas empresas y microempresas se requiere una mayor preparación (más completa) de los operadores de máquina que en las empresas medianas o grandes.
En el caso de microempresas podría darse la situación extrema en la que todas las tareas anteriores deban ser desarrolladas por una misma persona. Para empresas medianas o grandes lo habitual es que el operador no requiera grandes conocimientos de programación ni de mantenimiento, aunque unas mínimas habilidades en estos campos pueden resultar muy útiles.
En cualquier caso es deseable que el operador de la máquina tenga una especialización y experiencia profesional que le permitan hacer frente a posibles eventualidades que se produzcan durante el mecanizado, para no ser un mero “cambiador de piezas” y “apretador de botones”.

6. TENDENCIAS FUTURAS EN CENTROS DE MECANIZADO

Las tendencias futuras para los centros de mecanizado pueden englobarse en dos líneas; por una parte tenemos el aumento de las prestaciones actuales o mejoras cuantitativas, y por otra parte, las innovaciones o mejoras cualitativas.
En una relación no exhaustiva de las mismas podemos incluir:
  • La utilización de estructuras tipo hexápodo
  • El desarrollo de sistemas de accionamiento y control para el mecanizado a alta velocidad
  • La utilización de pantallas táctiles como medio de programación y control
  • Los sistemas de corrección automática de la trayectoria basados en las variaciones de temperatura, el desgaste de las herramientas o la medición en proceso de las piezas mecanizadas
  • La incorporación de funciones de comunicación para la integración de los centros de mecanizado en entornos robotizados: comunicación con otras máquinas, robots, brazos manipuladores, vehículos guiados automáticamente, almacenes centralizados de herramientas, ordenadores, etc. Se trata de funciones de transmisión, sincronismo, chequeo y mando

En Kuzu Decoletaje contamos con modernos centros de mecanizado, habiendo incorporado recientemente dos tornos CNC de última generación, de la prestigiosa marca Nakamura (WY 250 y WY 100). Por ello, estamos mejor preparados que nunca para el mecanizado de piezas por decoletaje de precisión con garantía de calidad, fiabilidad y seriedad. ¿Hablamos?

Basado en un artículo de Interempresas