Problemas de los proveedores con la industria manufacturera :: Kuzu Decoletaje

Como fabricante hay muchos problemas a los que te tienes que enfrentar en tu proceso productivo. El principal, o digamos uno de los más importantes, son las cuestiones relativas a las relaciones y problemas con tus proveedores.

Tener algún tipo de problema con algún departamento vinculado a la cadena de suministros difícilmente puede tener un gran efectos en la producción, pero si la tensión crece entre tus proveedores y tu, la propia producción está en peligro y podría pararse.

Los proveedores son la primera aproximación de las necesidades de un fabricante que procesa piezas en bruto para convertirlas en en productos finales. Por lo tanto, fabricantes y proveedores están obligados a tener buenas relaciones y entendimiento entre ellos, pero a veces surgen conflictos.

Hay algunas cuestiones de mayor importancia que pueden crear estrés en la relación entre el proveedor y el fabricante.

1. Control de calidad inadecuado

Esta es una de las principales causas de problemas entre proveedor y cliente.

El proveedor a menudo falla en el nivel de calidad que espera el fabricante. Esto puede ser debido a muchas razones, pero es un gran problema para el fabricante, pues podría llegar a interrumpir el proceso de producción.

Para evitar este tipo de problemas, el fabricante debe hacer una elección adecuada al seleccionar un proveedor desde el inicio.

El fabricante puede pedir una muestra del producto y también una referencia de otros productos en el mercado para comparar.

Estas precauciones, tomadas al comienzo de la relación, pueden evitar problemas de mal funcionamiento por baja calidad en el futuro.

2. Componentes obsoletos

Debido a los últimos cambios tecnológicos y la mejora de los productos, es necesario que los productos vendidos por el proveedor cumplan con las últimas especificaciones.

Los componentes obsoletos no servirán si se actualiza el producto. Para el fabricante es como tener un móvil cuya memoria no pueda ser actualizada.

Contrarrestar esto requiere una buena y efectiva comunicación entre los proveedores y fabricantes. El fabricante necesita mantener control sobre los suministros y auditar regularmente, y no sólo en función de la certificación.

3. Buenas relaciones

Es importante mantener buenas relaciones con el vendedor con el que tienes una relación diaria.

No solo se trata de mantener buenas relaciones, sino que esta relación sea estrecha entre las dos partes, una relación que beneficie a ambos.

No tener buenas relaciones con el proveedor a menudo puede llevar a conflictos. Mantente cercano al proveedor y participa en encuentros cara a cara con él regularmente, y trata también de ofrecerle información actualizada sobre las incidencias con sus suministros.

De esta forma las relaciones entre ambos serán claras y saludables.

4. Sorpresas por incrementos de precios

Para un fabricante es chocante ver conceptos inesperados que se suman a la factura, algo que es obvio para cualquiera. Cuando se trata de dinero, los conflictos nos esperan a la vuelta de la esquina. Y este tipo de problemas suelen ser más complicados de resolver.

Para abordar este problema, lo mejor es tener un registro escrito de todos los componentes que puedan incluirse en la factura, así como establecer la existencia de un equipo que mantenga todo esto bajo control.

Este tipo de problemas llevan a conflictos entre los fabricantes y los proveedores. Las decisiones que tomas son las más importantes de cara a evitar o provocar cualquier tipo de problema.

Traducción libre de Solution Buggy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *