8 razones por las que tienes demasiado stock :: Kuzu Decoletaje

El contar con demasiados stocks es una cuestión recurrente para todas las empresas. Y no hay una razón única para que esto ocurra, sino un conjuto de factores que conducen a la industria a esta situación.

Aquí te traemos una serie de factores que pueden se la causa de que tengas demasiados stocks en tus almacenes.

1. La presión sobre los precios / Hipótesis sobre las previsiones

Esto no es una sorpresa; la presión sobre los costes es cada día más fuerte. Una de las opciones que tienen los compradores para obtener mejores precios es embarcarse en la compra de grandes cantidades.

Este enfoque se apoya en las previsiones de comercial y marketing, y apuesta por alcanzar los objetivos de cantidad. Por tanto el objetivo de precios se puede alcanzar más fácilmente. Sin embarbo, los excesos de stocks no están controlados.

El problema aparecerá después de algunos meses de producción, si el volumen efectivo no se ajusta a las previsiones. El riesgo suplementario asociado a este enfoque es la depreciación de los stocks, así como que las modificaciones técnicas del producto pueden llevar a un stock de componentes obsoleto..

2. Falta de tiempo / Ciclo de vida del producto cada vez más corto.

El ciclo de vida de los productos es cada día más corto, y así todas las actividades conducentes al desarrollo de un producto, el I+D, las compras, la gestión del proyecto… deben realizarse cada vez en plazos temporales más cortos.

Una de las soluciones para respetar el planning pasa por reducir el número de suministradores a consultar, reduciendo, por tanto, el trabajo a realizar.

Las consecuencias son que las negociaciones se limitan al control de precios, en un entorno de competencia cada vez más débil. O requiere la implementación de diferentes enfoques de negociación, como la masificación de compras por proveedor.

3. Cada vez más datos / El ciclo de vida de los componentes – Restricciones medioambientales.

El ciclo de vida de un producto se reduce y ésto es igualmente aplicable a los componentes que son utilizados para su fabricación, lo que requiere que estos datos sean tomados en consideración por el equipo de desarrollo del producto.

Además, hay que respetar la normativa sobre protección del medio ambiente. El equipo que desarrolla el proyecto tiene que asegurarse de la conformidad con la normativa.

Todo esto implica que es necesario tener en cuenta más factores por parte del comprador y por el equipo del proyecto, una carga de trabajo suplementaria y, por tanto, menos tiempo para el control del coste de los stocks.

4. Un mix muy alto / Más productos, mayores listas de materiales, más datos.

Para incrementar el número de clientes, ganar cuota de mercado en una situación de mayor competencia, los fabricarnes de produtos se ven obligados a incrementar su oferta, aumentando el mix de productos.

Esta tendencia, que apareció en los años 90 del pasado siglo a través de la industria del automóvil, hoy es la norma en todos los mercados.

La consecuencia del incremento del número de productos es el incremento constante del número de componentes y de la lista de materiales a aprovisionar. Las actividades de compras y aprovisionamiento se vuelven cada día más complejas.

5. Volúmenes bajos / La preocupación por CMC-CES

La consecuencia de este alto mix de productos es el bajo volumen de producción. Administrar volúmenes de producción cada vez más bajos va a obligar a los equipos de compras tomar en cuenta más datos de los que eran necesarios hasta el presente.

Por ejemplo, la cantidad mínima de compra (CMC) y la cantidad estándard de suministro (CES) deben tomarse en cuenta en los costes. Esto no constituye una mayor dificultad por sí mismo, pero son datos suplementarios a tener en cuenta y solicitar a los proveedores, a comparar y analizar.

Muy a menudo sucede que poner en marcha mecanismos de aprovisionamiento avanzado para disponer de una cadena de suministro más flexible, por ejemplo en los períodos de cierre del proveedor, parece un sueño inalcanzable.

6 Presión sobre los precios / Sobrecarga del equipo de compras.

La presión sobre los precios implica un incremento del trabajo de los equipos de compras. Aumentan las actividades de benchmarking, la búsqueda de nuevos proveedores, negociar cada vez más.

Todas estas actividades van a conducir a un incremento significativo de la carga de trabajo de los equipos de compras. Sin soluciones apropiadas para apoyar las actividades de consulta, los compradores no serán capaces de lograr los resultados deseados.

7. Gestión de producción / Parámetros de gestión no actualizados.

En la mayoría de los casos el reaprovisionamiento de componentes está pilotado por dos parámetros clave: el stock de seguridad y la cantidad de reaprovisionamiento.

Estos dos parámetros se definen haciendo un análisis de consumos y tomando en cuenta el ciclo de reaprovisionamiento, que incluye el posible retraso en la entrega por parte del proveedor.

Muy a menudo sucede que estos parámetros no se actualizan en función de la variabilidad de los consumos, ni en función de la evolución del mercado de proveedores. El resultado son rupturas de stock que van a llevar a un reaprovisionamiento de urgencia de ciertos componentes, situación poco favorable para la optimización de stocks, y a stocks quizás excesivos de otros artículos.

Metodologías y herramientas tales como DDMRP (Demand Driven MRP) aportan vías de solución a este problema, bajo la premisa de que los equipos de compras y aprovisionamiento puedan dedicar tiempo en el control de la cadena de suministros.

8. Aprovisionamientos / Demasiadas líneas a gestionar

En el fjulo de aprovisionamientos el 80% de las peticiones de aprovisionamiento representan el 20% del valor.

La emisión de pedidos, la gestión de confirmaciones, las inevitables re-sincronizaciones, generan una carga de trabajo significativa, no permitiendo contar con el tiempo suficiente para la optimización de los procesos.

Nuevas técnicas y orientaciones, mediante el uso de tecnologías de la información, el Big Data y el desarrollo de servicios web y API’s permiten automatizar el reaprovisionamiento de artículos C, lanzar los pedidos a los proveedores y tener en cuenta la disponibilidad y los precios actualizados en tiempo real.

¿Cuáles son las soluciones? ¿Incrementar la plantilla?

Resolver más trabajo en menos tiempo puede solucionarse aumentando los efectivos del equipo de compras, si la empresa cuenta con medios suficientes. Pero aumentar la plantilla va también a incrementar los riesgos de compartir información, el trabajo de coordinación, que también es muy importante.

Sin un sistema de información apropiado los resultados son susceptibles de ser bastante inferiores a los resultados esperados.

Las compras, el Tendón de Aquiles de las empresas

El trabajo de los equipos de compras está exclusivamente ligado a la manipulación de información. Una cuestión interesante para todas las personas ligadas a la manipulación de datos y no a la materia tangible es: ¿qué es, en este caso, la definición de valor añadido? Tomar decisiones es valor añadido.

Por ejemplo, pasar los datos de un correo electrónico a una hoja de cálculo no constituye valor añadido en ningún caso; esto se podría asimilar a mover componentes desde una ubicación a otra. El valor percibido por los clientes es igual a cero.

Por lo tanto, en un contexto donde los compradores tienen que soportar más datos, más carga de trabajo, más coordinación y menos tiempo, no tener una solución adecuada va a conducir irreparablemente a objetivos no buscados, mayor riesgo, menores controles de calidad y a pérdidas de cuota de mercado o de márgenes.

¿Cómo resolvemos el problema?

Sin duda, dada la creciente complejidad de la tarea, las soluciones e-Sourcing pueden ayudar a solucionarlo.

Implementando este tipo de soluciones podremos:

1. Optimizar los procesos.

  • Realizar las tareas más rápidamente y con mayor simplicidad
  • Librarse de las incontables hojas de cálculo Excel
  • Cometer menos errores
  • Aprovechar mejor y compartir los datos.
  • Poner en marcha métodos de trabajo comunes para todo el equipo.

Esto permitiría a los equipos de compras centrarse en las tareas que realmente aportan valor añadido.

2. Acompañar la puesta en marcha de mejores tareas.

  • Facilitar la comparación
  • Aproximarse al coste global.
  • Disponer de todos los datos para consultas.
  • Gestionar el panel de proveedor.
  • Desarrollar nuevos niveles de reducción de costes.

Traducción libre del Libro Blanco Stock de BuyManager

¿Qué opinas del problema del exceso de stocks y su gestión y mejora? ¿Te identificas con alguna de estas razones?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *