Tubos y tuberías: parecido no es lo mismo :: Kuzu, mecanizados por decoletaje de precisión

Un tubo y una tubería pueden parecer similares, pero en realidad son muy diferentes en sus especificaciones, y de hecho, raramente son intercambiables.

En lugares que frecuentamos habitualmente como nuestra casa, nuestra oficina o nuestro coche encontramos de los dos.

La primera diferencia es la que emana, básicamente, de la finalidad de cada uno.

Finalidad del tubo y de la tubería

La tubería está pensada para el transporte de fluidos en su interior, por lo que sus propiedades más importantes se centran en la capacidad de su interior.

El tubo también puede transportar fluidos, pero también está pensado para fines estructurales y mecánicos, como sujetar pesos, unir piezas o proteger cables, por lo que sus propiedades más importantes se centran en su diámetro exterior y el grueso de la pared, que permite calcular el peso, la torsión o la corrosión, entre otros, que puede soportar.

Tuberías :: Kuzu, mecanizados por decoeltaje de precisiónLa forma del tubo y la tubería

Las tuberías son siempre de forma redonda. Eso es por dos motivos:

  • Una tubería debe poderse doblar con facilidad para adaptarse al camino, normalmente largo, que debe seguir desde el lugar de salida del fluido hasta su llegada. Eso sería muy difícil si fueran cuadradas o rectangulares.
  • Los cálculos demuestran que las tuberías redondas producen dispersión simétrica de las partículas suspendidas en el fluido a lo largo de la dirección del flujo, mientras que las tuberías rectangulares proporcionan una asimetría. Si la tubería que va a los grifos del baño no fuera redonda, el agua no fluiría de forma simétrica.

Los tubos pueden ser cuadrados, rectangulares o redondos, según el uso al que vaya a ser destinado.

  • Los tubos cuadrados o rectangulares suelen ser más pesados que los redondos, ya que contienen más material para un mismo diámetro con el mismo grosor de pared, y resiste mejor la flexión mecánica -la deformación del tubo en dirección perpendicular a su eje longitudinal-.
  • Los tubos redondos, en cambio, son más ligeros que los cuadrados, y más rígidos cuando son del mismo peso por metro, y resisten mejor el esfuerzo de torsión -el retorcimiento del tubo debido a la acción de enroscarlo en forma helicoidal-.

Materiales

Tanto tubos como tuberías pueden fabricarse con materiales diversos, pero aquí hablaremos de los metálicos. Según el material de que estén hechos, tendrán un precio u otro.

Las tuberías generalmente son de acero al carbono, o de acero de baja aleación, materiales moldeables y resistentes a la corrosión que pueden producir los fluidos que transportan.

Los tubos suele fabricarse de acero templado, hierro, aluminio, latón, cobre, cromo o acero inoxidable.

Propiedades mecánicas y químicas de cada uno

En la fabricación de tubos y tuberías se da importancia a propiedades mecánicas y químicas diferentes. Aquí encontramos algunos ejemplos:

Tuberías:

Propiedades mecánicas principales

  • Presión
  • Grado de elasticidad
  • Ductilidad
  • Etc.

Elementos químicos principales

  • Carbono
  • Manganesio
  • Azufre
  • Fósforo
  • Silicio
  • Microelementos diversos

Tubos:

Propiedades mecánicas principales

  • Dureza
  • Resistencia a la tracción
  • Alta precisión
  • Etc.

Elementos químicos principales

  • Hierro
  • Carbono
  • Zinc
  • Cobre
  • Níquel
  • Etc.

Tuberías :: Kuzu, mecanizados por decoeltaje de precisión

Unión de tubos y tuberías

La unión de unas tuberías con otras requiere soldadura, roscado o bridas y equipos adecuados, mientras que los tubos se pueden unir rápida y fácilmente con distintos tipos de soldaduras, aunque éstas no son tan seguras como las de las tuberías.

Tolerancia en tubos y tuberías

La tolerancia son las ligeras variaciones que ocurren en la fabricación y el mecanizado de tubos y tuberías respecto a los planos. Cuánto más pequeña o estricta sea la tolerancia, menos variaciones hay o, en otras palabras, más preciso es el trabajo. Cuanto más grande o holgada sea la tolerancia, más margen para variaciones hay.

Al utilizarse generalmente para transportar o distribuir fluidos, las tolerancias más estrictas en las tuberías se requieren en propiedades de presión, rectitud o redondez.

En el caso de los tubos, la tolerancia se centra en el diámetro, el grosor de pared, la rectitud, la redondez, etc.

Medición: diámetro y grosor de pared

Como hemos visto, debido a su diferencia de usos, el diámetro importante en las tuberías es el interno, mientras que en los tubos, el que cobra importancia es el externo y el grosor de pared.

En el caso de las tuberías, el diámetro se refiere a un diámetro nominal o estándar, adimensional, que depende de la norma bajo la que se esté denominando la tubería, y no tiene por qué coincidir con el diámetro real. El grosor de pared se especifica también con un número adimensional, la cédula (SCH, del inglés schedule).

En lo que concierne a los tubos, el diámetro es el diámetro externo real, es decir la distancia en línea recta del límite externo de la pared al otro límite externo pasando por el centro. El grosor de pared se establece con distintos rangos.

En general, las tuberías presentan una mayor variedad de medidas que los tubos.

Coste de fabricación y precio

Por todo lo anterior, la fabricación de tubos supone mucho trabajo, energía, material, etc., por lo que el coste de producción es más elevado que el de las tuberías.

Además, al tener normalmente requerimientos de calidad muy elevados y tolerancias muy estrictas, la fabricación de tubos es menos eficiente, mientras que el procesado de las tuberías es más fácil y pueden producirse muchas más en el mismo tiempo.

Bibliografía y trabajos de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>