Las 5 mejores formas de reducir costes y aumentar la productividad en la fabricación :: Kuzu, mecanizados por decoletaje de precisión

Todas las empresas deben ofrecer productos de calidad a precios adecuados para seguir siendo competitivas. Y para que esto sea posible, una empresa puede reducir sus costes de fabricación por unidad e incrementar la productividad con la misma cantidad de consumos.

La reducción de costes no se limita a ser un factor necesario para mantenerse a la vanguardia en la competencia, sino también para sobrevivir en el mercado debido a los nuevos participantes que aparecen cada día. Estos nuevos participantes cuentan con financiación externa y un enfoque de mercado competitivo, lo que hace que sea difícil para los fabricantes ya establecidos mantenerse al día.

Está claro que cada fabricante necesita aumentar sus cuadros de productividad para mantenerse con vida.

Estas son las 5 mejores maneras que pueden ayudar a un fabricante a reducir costes y aumentar la productividad.

1. Optimización de los flujos de trabajo

Analiza el flujo de trabajo necesario para la fabricación de tu producto. Esto incluye todo lo relacionado con la fabricación, desde las personas y los recursos hasta la comunicación y los procedimientos.

El mapeo de todas estas actividades ayuda a los profesionales de negocios a supervisarlas y buscar cualquier margen de mejora.

Cuando examinas un proceso en detalle, tiendes a encontrar muchas grietas que aún no se han llenado. La improvisación es el objetivo principal de analizar el flujo de trabajo. Es importante que los profesionales de la empresa vean estos escollos y traten de contrarrestarlo, lo que a la larga puede reducir costes y aumentar la productividad.

2. Reducir los costes de mano de obra

Después de analizar los procesos, si la mano de obra física resulta ser la mayor carga en las hojas de costes, es mejor descubrir formas de operar con una mano de obra modesta.

Aunque pienses que tu fuerza laboral es barata, en las empresas donde se requiere mano de obra altamente calificada los costes son más altos.

Con algunos planes de proceso efectivos, los fabricantes —con la ayuda de profesionales y expertos— pueden eliminar parte del trabajo de mano de obra requerido.

Incluso las empresas pueden adquirir máquinas robotizadas para aquellas tareas que requieren poca cualificación. Su coste inicial puede ser elevado, pero si es la máquina adecuada para el proceso correcto, a la larga tanto la productividad como la rentabilidad se incrementan.

3. Costes de los materiales

Cuando el coste del material supone la mayor parte de los costes totales de producción, está claro que se debe reducir los costes de compra para controlar y reducir los gastos.

Compra material a granel para reducir los precios unitarios. La investigación de compras y la cadencia del suministro a los procesos de fabricación juega un papel vital para auditar qué material se requiere en qué cantidad y cuál no.

La documentación adecuada y la formación de los empleados pueden reducir la cantidad de material desechado durante la producción. Implementar iniciativas como Lean Manufacturing como los seis principios de Sigma puede ayudar a un fabricante en gran medida a ahorrar dinero mediante el uso organizado de materiales.

4. Gastos generales

Los costes asociados a los edificios, suministros (electricidad, agua, gas, teléfono, etc.), de almacenamiento de suministros, los viajes y costes administrativos se suman para convertirse en los costes generales que, finalmente, se suman a los costes de fabricación.

Establecer un presupuesto para estos gastos y revisarlos constantemente puede ser una medida efectiva para mantener estos costes bajo control.

Elegir una cadena de suministros apropiada puede ahorrar mucho en logística. Monitorizar otros gastos simultáneos también es importante ya que a veces se descubre que pierden gran parte del capital y desequilibran los gastos y los beneficios.

5. Instalación de equipos modernos

Algunas veces es necesario invertir un poco para ahorrar dinero. De hecho, invertir en equipos para aumentar la productividad no parece una mala idea. No puedes seguir utilizando maquinaria y equipos viejos en los tiempos de hoy en día y esperar que funcionen de maravilla.

A medida que la tecnología avanza, llegan al mercado mejores tecnologías. Invertir en  maquinaria moderna puede reducir los costes de producción a largo plazo, además de incrementar la productividad. Además, también puede reducir la necesidad de mano de obra que anteriormente se requería para algunos de los procesos.

La parte inicial de la instalación de estos equipos puede ser costosa, pero si piensas en obtener beneficios a largo plazo, seguro que te los proporcionará.

Reducir los costes puede ser la mejor manera de trabajar eficientemente en una empresa, sin importar en qué campo de trabajo se trate. En la fabricación, el término eficiente significa ahorrar en materias primas y maximizar la producción.

Si una empresa manufacturera puede reducir los costes con los puntos expuestos anteriormente, seguramente puede aumentar su productividad e incluso ahorrar un poco de dinero extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>