Mecanizado por arranque de viruta: decoletaje

Realizar un trabajo de decoletaje es algo que puede parecer muy simple, pero en realidad es una tarea muy compleja. De hecho, hasta la propia definición del concepto decoletaje resulta ya complicado en cierta medida para todos aquellos ajenos al mundo de los mecanizados.

Para entendernos, el decoletaje es un proceso de fabricación de piezas de revolución mediante mecanización a través de tornos automáticos, generalmente CNC, siendo la mecanización (o mecanizado, como se conoce habitualmente) la implantación del uso de máquinas en las operaciones industriales de fabricación.

Por otra parte, los tornos automáticos son las máquinas que se emplean en las tareas de decoletaje y que por su capacidad y precisión tienen una importancia vital en la actividad de decoletaje.

Una vez visto de forma general qué es el decoletaje, es preciso mencionar la relevancia tan destacada que tiene el sector industrial (y especialmente el sector del fabricación de elementos metálicos) de contar con un taller industrial de subcontratación en el que poder desarrollar las labores pertinentes.

Este taller industrial, lógicamente, habrá de contar con la capacidad apropiada, tanto en sus dimensiones físicas, dado que ya solo la maquinaria necesaria ocupa una gran superficie, como en cuanto en la capacidad profesional de las personas ocupadas en el trabajo de decoletaje, desde los profesionales de la oficina técnica que programan los tornos hasta los propios operarios de las máquinas CNC.

Evidentemente este taller industrial de decoletaje, al igual que cualquier otro, debe cumplir a rajatabla la normativa de seguridad e higiene en el trabajo que marca la administración.

En este sentido, podemos decir con toda claridad que es sumamente importante que en toda empresa de decoletaje se tenga especial precaución con el trabajo en el taller industrial, pues, aunque cada vez hay más y más tareas automatizadas que no requieren de la intervención humana, el decoletaje requiere bastante atención y cuidado.

Aunque, como hemos indicado, el proceso de fabricación de piezas por decoletaje es una actividad que está bastante automatizada, es decir, que la mayor parte del trabajo la realizan las máquinas, la labor humana está centrada prestar atención a que los tornos automáticos y el resto de herramientas que se necesitan para llevar a cabo el proceso funcionan correctamente.

Del interés y cuidado de los trabajadores dependerá en gran medida lacalidad del producto terminado, de la pieza fabricada, pieza que posteriormente será usada en algunos de los ámbitos para los que suelen trabajar las empresas de decoletaje, tale como la electrónica, la relojería, el automóvil, etc.

Por todo eso, tan importante es el correcto funcionamiento de la maquinaria, como las tareas desarrolladas por los técnicos y operarios, así como las condiciones del taller industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>